Cultura

Palabras de Pedro Pablo Oliva en la inauguración de la Expo “Utopías y Disidencias”



Casa-Estudio. Sábado 1ero de noviembre de 2014

Pedro Pablo Oliva. Foto de Juan Carlos Fernández Hernández.

Realmente no pensé decir hoy ninguna palabra.
 
Me cuesta trabajo pensar en un país, mi país, repleto de poetas, donde un dibujo, un cuadro o una caricatura hace saltar de sus oficinas a funcionarios y dirigentes. Algún misterio espiritual guardan las imágenes.
Anda muy mal cualquier país que tenga que cuidarse de la palabra hablada.
 
Los poetas son el espíritu de la nación. Su ausencia irremediablemente mata los sueños. No por gusto el hombre inventó las puertas, las ventanas, los trillos y los caminos, ese afán genético por el vuelo sin los límites del horizonte.
 
Poeta es ese hombre cotidiano que lucha a diario por un país mejor, el que pone el dedo en la llaga sin el miedo de que le violen el patio o la silla donde descansa.
Poeta el que se llena de sueños y lucha por esa esperanza confusa, pero amada.
 
Utopito conquistó la luz, eso me dijo a escondidas, solo le falta el camino. Y ese solo lo encuentra uno mismo.
 
Muchas gracias