Cultura

Galería - Margot Rodríguez


Por Magalys Espinoza

Fragmento 'Cuerpos y Manzanas' Margot Rguez
La indefinición de las fronteras del arte ha logrado que se haga difícil distinguir la presencia del oficio frente al privilegio de escenarios que no le habían sido históricamente afines, valga pensar en los valores cognoscitivos o los procesos etnológicos.

Margot Rodríguez es una artista que conociendo esta antinomia persiste en la importancia del oficio, cuando es un recurso para alentar las visiones de su contexto, su mundo espiritual y la metamorfosis de lo real y lo imaginado, como si en ocasiones fuera solo un juego de niños.

Leer más...

Galería - Julio César Banasco


Silfideidad de la infanciaRetorno a las Provincias del Arte
Por Joaquín Badajoz

Desconfío de las improvisaciones, las teorías y las retóricas. Sé y no me pregunten como, porque dudo también de las inteligencias, que hay un espíritu de la creación que se mueve entre las sucesivas generaciones, como si el “pintor” transepocal se instalara para dar sombra sobre un cuerpo, una materia desechable y continuara desde ella su obra perfectible. Así, y no de otra forma, se explica la concurrencia.
Julio César Banasco, el pintor de marras, ha sido uno de esos jóvenes maestros ocultos, que han logrado sobrevivir las más cruentas batallas cubanas contra los demonios y hacer una obra inspirada, cuasi mística, a la manera de los clásicos, sin dejarse apenas provocar por las estéticas del arte povera, el instalacionísmo, la performance o el mercado.

Leer más...

Crítica Audiovisual - La Transición Española según Victoria Prego

Un serial que deberían debatir todos los cubanos

Por Néstor Pérez

La TransiciónEl día 23 de octubre de 2007 echaba a andar una iniciativa que aunaba en una pequeña sala a un grupo de cubanos deseosos de proseguir en aquel envío ya próximos a los diez años de la visita de Su Santidad Juan Pablo II a todo el pueblo de Cuba; “Ser protagonistas de nuestra propia historia”… iniciábamos unas sencillas tertulias similares a las de Domingo del Monte, y era perceptible a nuestros sentidos, que no estábamos solos en esta obra emprendedora y alguien señalaba con entusiasmo que éramos doce, y aquellos dos hombres de alma caritativa dispuestos humildemente a fortalecer nuestro compromiso patrio, ¿no habría que circuncidarlos?. Evidentemente no, en una iniciativa cuya propuesta edificante es la salvación de un pueblo a través de su propio protagonismo, son vitales estos misioneros.

Leer más...

Narrativa - El perro y la jutía

Fábula campesina basada en un hecho real

Por Luis Cáceres

Era mediados de la década del 70, vivía yo en un caserío cerca del Central Australia, disfrutaba de una propiedad que me hacía feliz, un perrito. Poseía este tan malas pulgas que solo a mí me soportaba. Era negrito como una noche sin luna ni estrellas, sus ojos rojizos le daban la apariencia de una pequeña pantera negra, dormía este al lado de mi cama cerca de mis zapatos, no pude saber si lo hacía por velar mis sueños o a los zapatos cuando se pusieran en mí.
Compartíamos este rústico hogar una humilde pero feliz familia porque teníamos salud.

Leer más...

Narrativa - Los Poros del Vientre


Por Marlon Guerra

Hace un mes que Laura tiene mal carácter, ya no habla del norte ni del viaje en la rápida, lo mismo suelta un coño que un carajo desde la noche que llegó con rasguños y moretones por todo el cuerpo.

— ¡Mi'ja, por Dios! ¿Cómo fue eso?... —exclamó Berta aterrada.
— Nada, mima—respondió cubriéndose el rostro—cierra el pico y deja el lloriqueo. Te lo voy a decir una sola vez... me caí de una moto. —Sollozos y silencio—Estoy viva ¿no...?
Berta supo que mentía
— Más sabe el diablo por viejo... —Susurró y golpeó la mesa con el puño cerrado, pero desde hace tiempo su hija no la respeta y no tuvo más remedio que sufrir callada.
— Me da la gana de tomar, para eso lucho lo mío. Te dije que no sigo la escuela ni muerta, total, ¿para qué? Aquí el que no estudia vive como Carmelina, anda en carro, especulando para arriba y para abajo, con los bolsillos llenos de billetes...

Leer más...

Poesía - Otredad Mística Insular


Por Julio César Banasco

Homenaje a Dulce María Loynaz

Existo si dejara de pintar el alma,
si contemplo en silencio el tiesto del dolor. Nadie detendrá el infinito matiz, en la lentitud que reposa su cuerpo.
La grandeza del espíritu suele fermentarse.
Hoy cegaré el tiempo, hundiendo mis manos en el lecho adormecido,
esparciendo la fragmentación de su muerte,
sobre nuestra piel gredosa,
y al viento se irá, se irá… rayando el iris.

Leer más...