Cultura

Poesía - Otredad Mística Insular


Por Julio César Banasco

Homenaje a Dulce María Loynaz

Existo si dejara de pintar el alma,
si contemplo en silencio el tiesto del dolor. Nadie detendrá el infinito matiz, en la lentitud que reposa su cuerpo.
La grandeza del espíritu suele fermentarse.
Hoy cegaré el tiempo, hundiendo mis manos en el lecho adormecido,
esparciendo la fragmentación de su muerte,
sobre nuestra piel gredosa,
y al viento se irá, se irá… rayando el iris.

Leer más...