Editoriales

LA PATRIA, LAS INSTITUCIONES Y LAS CALLES SON Y DEBEN SER DE TODOS LOS CUBANOS

La inclusión de todos los cubanos y cubanas en todos los espacios de la nación, en las instituciones sociales y en los servicios públicos, sin distinción de ideas políticas o religiosas, es la máxima expresión de la soberanía ciudadana, de la unidad en la diversidad de la Nación y de la garantía de todos los derechos para todos y todas. 

En Cuba, lamentablemente, se declaran algunos espacios e instituciones solo para los “revolucionarios”, término que se identifica con los que tienen la misma forma de pensar, sentir y actuar que las autoridades del Estado. Por tanto se excluye y separa a personas que optan libremente por proyectos o por formas de pensar diferentes de las oficiales. 

El país es y debe ser para todos y todas. La nación cubana la conformamos todos los cubanos independientemente de nuestra filosofía personal, religión u opciones políticas. De lo contrario, un sector de nuestro pueblo será excluido en su propio país. 

Ser excluido en su propia nación constituye una grave injusticia y debe ser calificado como un delito de discriminación que convierte a las víctimas en extraños para sus compatriotas. El apartheid en Sudáfrica, los intocables en la India, los homosexuales en Sudán o las mujeres en algunos países regidos por leyes llamadas islámicas, son solo algunos de los ejemplos de ese crimen de marginación.

Leer más...

Más artículos...

  1. La1 Patria, las instituciones y las calles son y deben ser de todos los cubanos
  2. LA LEGITIMIDAD SOLO PUEDEN DARLA LOS CIUDADANOS
  3. EMIGRAR O CAMBIAR: ESA ES LA CUESTIÓN
  4. Cuba, 2017: entre la incertidumbre y la esperanza
  5. UN PAÍS DONDE LA PALABRA CONVIVENCIA ESTÁ CENSURADA
  6. LA LENTITUD Y SUPERFICIALIDAD DE LAS REFORMAS Y LA AGUDIZACIÓN DE LA CRISIS ECONÓMICA EN CUBA
  7. UNA DEMOCRACIA SIN APELLIDOS Y UN DIÁLOGO NACIONAL CON TODOS
  8. OBAMA EN CUBA: ES EL PUEBLO CUBANO QUIEN DEBE HACER LOS CAMBIOS
  9. CUBA SÍ PUEDE Y DEBE CAMBIAR
  10. A UN AÑO DEL 17D: BALANCE Y RESPONSABILIDAD NACIONAL
  11. “EL QUE NO VIVE PARA SERVIR, NO SIRVE PARA VIVIR”
  12. UNA NUEVA LEY ELECTORAL DESDE LA CIUDADANÍA
  13. LA VISITA DEL PAPA FRANCISCO: ¡QUE CUBA SE ABRA A TODOS LOS CUBANOS!
  14. ES LA HORA DE TODOS LOS CUBANOS: ESCUCHAR, SER VOZ DEL QUE NO TIENE Y AVANZAR
  15. RESTABLECER LAS RELACIONES DEMOCRÁTICAS ENTRE EL PUEBLO Y EL GOBIERNO CUBANOS
  16. CARTERA DE OPORTUNIDADES PARA LOS EXTRANJEROS... ¿Y QUÉ OPORTUNIDADES PARA LOS CUBANOS?
  17. EL CAMINO DE LA PAZ EN CUBA: EDUCAR PARA LA SOLUCIÓN PACÍFICA DE LOS CONFLICTOS
  18. ¿CÓMO BUSCAR LA UNIDAD EN LA DIVERSIDAD DE LA SOCIEDAD CIVIL CUBANA?
  19. LA LEY DE INVERSIÓN EXTRANJERA DE CUBA: UN PALO NO HACE MONTE
  20. Las reformas no mejoran la vida cotidiana: urge acelerar y profundizar
  21. La “Posición Común” que necesitamos los cubanos
  22. Todo cambia y todo llega
  23. En esta hora de Cuba: 15 minutos para quejarse y 45 para proponer el futuro
  24. A 20 años de educación ética y cívica, el Estado reconoce su necesidad
  25. La propiedad privada, el sentido de pertenencia y la economía en Cuba
  26. Reconocer y confiar en la representatividad democrática
  27. El analfabetismo cívico y la educación para la libertad
  28. Pluripartidismo y libertad de expresión
  29. La Virgen de la Caridad: pan, justicia y libertad para Cuba
  30. Sin el cese de la represión y de la exclusión no hay actualización posible
  31. Cuba sí tiene pensamiento, proyectos y protagonistas para su futuro
  32. Después de la visita del Papa, ¿qué?
  33. La amistad cívica y la convivencia pacífica
  34. La visita del Papa a Cuba: expectativas y posibilidades
  35. Las nuevas tecnologías de la información y la sociedad civil en Cuba
  36. Vivir en la coherencia entre lo que se cree y lo que se hace
  37. Libertad y fraternidad para Cuba
  38. Lo nuevo para Cuba: La primacía de la sociedad civil
  39. Economía con libertad y responsabilidad.
  40. Cuba debe ratificar los Pactos de Derechos Humanos que ha firmado.
  41. Los cambios que queremos para Cuba dependen de nosotros mismos.
  42. Diálogo sí: pero con respeto a los derechos humanos y sin exclusión.
  43. El respeto absoluto de toda vida humana.
  44. El bloqueo al mundo de la cultura.
  45. Internet: información, solidaridad y convivencia.
  46. Sin Instituciones no hay país
  47. Cuba, un país en fuga.
  48. El poder es para servir.
  49. Cultura y política en cuba.
  50. No hay patria sin soberanía ciudadana.