El Reino del Absurdo

Al carnaval lo que es del carnaval.

Por Sironay González Rodríguez
Puntos de venta de gastronomia en el carnaval pinareño.
Puntos de venta de gastronomia en el carnaval pinareño.
 
Carnavales en San Cristóbal. En el establecimiento llamado, no sé por qué, Mercado Ideal, reciben con destino a la venta, galletas dulces. En otras ocasiones las habían vendido, y yo acostumbro a comprar, a nueve pesos la libra, una, dos, tres libras, según ha estado mi bolsillo de simple trabajador.
Llego al establecimiento y, ¡sorpresa!, no había cola, algo muy extraño en estos casos. Me dirijo a la dependienta:
- Buenos días -le digo- ¿me puede despachar dos libras de galletas?
- No, lo siento, pero no se puede, tiene que comprar el paquete entero.
- ¿El paquete? -pregunté asombrado- ¿y cuánto cuesta el paquete?
- Ciento cincuenta y cinco pesos, compañero - me responde.
- Pero yo siempre las he comprado por libras…
- Sí, pero es que la pesa se la llevaron para los carnavales y esa es la orientación que hay, y si viene un inspector y me coge vendiendo al “bulto” me “pela”.
No entendí. Me fui sin una explicación que me convenciera y sin galletas. Mientras me alejaba del mostrador, escuchaba cómo la otra dependienta le decía: “no te dé pena, muchacha, mejor. Si hubiera pesa, ¿sabes la cola que nos estaríamos “mandando”?
Sironay González Rodríguez.
San Cristóbal, Pinar del Río. 1976