El Reino del Absurdo

¿Orientar o desorientar?

Por Yoandi Izquierdo
Más que para dar fe de mi experiencia personal, sirva este pequeño comentario como consejo: tome las precauciones necesarias para que en el reino del absurdo todo le parezca razonable. Resulta que por estos días me ha tocado realizar un cambio de dirección y ante la falta de orientación me dirigí a la Oficina del Carné de Identidad donde me informaron sobre los primeros pasos que pude realizar, inesperadamente, de manera satisfactoria.
Como no había tenido que realizar trámites de esta índole (a no ser una renovación del CI a los 20 años, producto de un error de ellos en el número de identidad) me asombré y pensé que no era tan difícil como muchos comentan por ahí.

Leer más...

Al carnaval lo que es del carnaval.

Por Sironay González Rodríguez
ImageCarnavales en San Cristóbal. En el establecimiento llamado, no sé por qué, Mercado Ideal, reciben con destino a la venta, galletas dulces. En otras ocasiones las habían vendido, y yo acostumbro a comprar, a nueve pesos la libra, una, dos, tres libras, según ha estado mi bolsillo de simple trabajador.
Llego al establecimiento y, ¡sorpresa!, no había cola, algo muy extraño en estos casos. Me dirijo a la dependienta:
- Buenos días -le digo- ¿me puede despachar dos libras de galletas?

Leer más...

La larva más cara.

Por Luis M. Cáceres
ImageTanque de agua para cocinar, sucia, color chocolate por el viejo y abundante abate ya vencido y acumulado en el fondo.
Por haberlo limpiado, fue la primera multa.
Ya limpio con agua fresca y más abate nuevo. Un tiempo después, varias larvas en el mismo viejo tanque por una supuesta penetración del mosquito por un pequeño agujero que había debajo de la tapa. Mientras ponían la multa, iba yo botando el agua con larvas; ya todo limpio, el trabajador de la salud se dirige al tanque, le echa abate y unas gotas que extrae de un pomo-gotero. Me dice muy serio:

Leer más...

¡Tan peldío como ustedes!

Por Jesuhadín Pérez
ImageDos individuos de Pinar del Río se encuentran por error –en un auto rentado- cerca de la terminal tres del aeropuerto internacional José Martí en La Habana, cuando su verdadera intención era regresar a su ciudad. Ninguno de los dos conoce bien la capital y además es muy avanzada la madrugada. Temerosos de que el combustible no les alcance, deciden detener al primer carro que vean para que les ayude. Y resultó que el primero era un carro patrullero.
_ Buenas noches.
_ ¿Qué pasa? – Preguntó el policía-.

Leer más...

En una clínica estomatológica. ¡Como para volverte loco!

Por Jesuhadín Pérez Valdés
ImageFrente a la recepción de una clínica, después de una dramática madrugada, un paciente y la trabajadora a cargo dialogan.
- ¿Qué quiere?
- Revisar la boca de…
- Aquí solo se atiende los turnos hechos con antelación...

Leer más...

Todo por un peso en El Cristo de La Habana.

Por Karina Gálvez
ImageLlegamos y nos miramos. Solo un pasaje solitario donde una vez compartimos con amigos unos helados, refrescos y cervezas. Dicen que hace tiempo es así pero uno no va todos los días a un lugar como ese.
De todas maneras, a lo mejor es mejor que no sea un lugar de mucho comercio. Como Cristo expulsó a los mercaderes abusadores y tramposos que comerciaban con asuntos de fe… y somos el país de los absurdos extremos, alguien pensó que eso significaba que los que fueran a admirar la imponente escultura de mármol de Gilma Madera, no debían “entretenerse” en tomar helados que otros comerciaban a precios altos.

Leer más...

Documéntese antes de hablar.\El pan suave, ¿por la mañana o por la tarde?

Por Karina Gálvez
DOCUMÉNTESE ANTES DE HABLAR.
En medio de carencias y necesidades, de casas destruidas por ciclones y sin reparar cinco años después, Cuba lucha también contra epidemias, pandemias, y la anemia de los cubanos. Entre las enfermedades de cuya existencia tenemos responsabilidad (por no cuidar la higiene de nuestras casas) está el dengue. Una de las medidas que se toman para evitarlo es la fumigación por casa.
Las viviendas son visitadas asiduamente (una vez por semana como promedio) por fumigadores, que llenan de humo toda la casa y todas las casas. Algunos se sienten salvadores de la humanidad cuando llenan nuestros pulmones con petróleo para acabar con el mosquito transmisor de la enfermedad.

Leer más...

Ellos son como nosotros.

Por Luis Cáceres
ImageMe dirijo a un pequeño comercio de mi ciudad en busca de 5 tabacos. Veo los dos únicos productos que anuncia el tablillero: cigarros y tabacos. Cuando pedí lo que quería pude ver la inquisición personificada en el rostro de aquella mujer.
Parece que es algo común que se ha extendido hasta en las tiendas por divisas donde estas conversan con amistades o empleados que se están viendo todo el día, y la atención que usted espera es solamente cuando no haya quedado un solo detalle de cada tema.
Volviendo a la inquisidora mujer y mis 5 tabacos, esta no me respondió palabra alguna. Yo decidí esperar, sabía que me había oído y repetírselo sería molestarla aún más.

Leer más...

A mí no, al perro sí.

Por Virgilio Toledo López.
La semana pasada fui con mi esposa y los tres niños a La Habana a dar un paseo por algunos lugares históricos. Todo iba muy bien, hasta que mi esposa y yo quisimos entrar a una tienda cerca del Parque Central y los niños, entusiasmados pero cansados, se quedaron sentados en un banco del citado parque.
Al regresar, notamos algo extraño en la conducta de los niños. Preguntamos y la respuesta que escuchamos fue la gran sorpresa para los dos. Contaron los niños:
__ Es que un policía nos llamó la atención porque tomamos una fotografía del monumento.

Leer más...