El Reino del Absurdo

Con la vara que mides, ¿no serás medido?

Por Jesuhadín Pérez

Facultad de Derecho. Un alumno analiza con su profesor consultante las razones de su reprobación. El educador justifica la suspensión así:

… sus respuestas son correctas. Usted conoce lo que le preguntamos, pero utiliza –en sus argumentos– siglas, en vez de los nombres completos de los organismos y organizaciones mencionadas.

Leer más...

¿Sentido de pertenencia en propiedad estatal?

Por Luis Cáceres
Cuando conocí la propiedad privada, más bien me parecía colectiva, porque alcanzaba a más personas: el dueño de una farmacia no tenía que ser necesariamente también el dueño de una bodega ni del cine, o el de un ómnibus.
Había más dueños. Así giraba todo y funcionaba porque se producía con eficiencia.

Leer más...

¡Aquella Habana! Entre la nostalgia y la moraleja

Por Luis Cáceres
Image
Soy un pinareño que hace sesenta años tenía catorce, edad suficiente para recordar los tiempos que viví entre campesinos donde nací y también entre habaneros, pues La Habana fue el lugar donde vivió mi padre por más de treinta años, hasta 1970 que abandonó el país. Quisiera compartir con esos habaneros que hoy peinan canas, algunos recuerdos nostálgicos de la época que viví en aquella Habana junto a mi padre.
Amigo contemporáneo: ¿recuerdas La Habana nocturna con sus luces y anuncios lumínicos, que la hacían más bella de noche que de día?, donde no se iba la electricidad, ni faltaba el agua, que cuando para minimizar un hecho se decía: “¡Más grande es La Habana y se barre to´ los días!”. Así era de limpia nuestra capital.
Alguien me dijo una vez que con solo 8 centavos conocería una buena parte de ella con sus municipios.

Leer más...

52 años después

Por Luis Cáceres
El viernes 5 de agosto de 2011 fui al optometrista. Después de sufrir una cola desorganizada y de pie (sin donde sentarse), anotan los nombres de los que pueden ser atendidos el próximo lunes 8 de agosto, entre los que, por suerte, me encontraba yo.
Me presento el día señalado (lunes 8). Toman las medidas de mi visión y me dan una receta médica para mandar a hacer mis espejuelos.
Con la receta llegué hasta la óptica que queda cerca de mi casa. La primera respuesta de la que me atendió fue:
___“No hay cristales. Usted debe volver el día 23.

Leer más...

Todo por una muela

Por Luís Cáceres
Image
Día 29 de mayo: Fui a un policlínico por un dolor de muela, saco mi turno y me indican un tratamiento para aliviar el dolor.
Día 30 de mayo: El dolor continúa y vuelvo al mismo lugar. Me hacen el tratamiento en otras dos piezas, para tratar de localizar el dolor que parece ser un reflejo producido por otra pieza. También me recomiendan una radiografía para detectar la verdadera causa del dolor, pero tiene que ser al otro día, pues de noche no hacen radiografías.
Día 31 de mayo: Voy por la radiografía que me orientaron, pero al ver que nadie la autorizó, debo resolverla por medio de un favor. Cuando me la entregan, me dicen que ellos no pueden darle seguimiento al caso porque yo pertenezco a otro policlínico. Me dirijo entonces al lugar correspondiente (que queda a un kilómetro y medio de distancia) con mi radiografía. La analiza un especialista y detecta que no tengo nada en la muela que me duele sino en otra más afectada que es la que produce el dolor. Me indica la extracción, para la cual debo reservar un turno para el otro día, o sea, el 1 de junio.

Leer más...

¡Por si fuera poco, caballero!

Por Sironay González Rodríguez
ImageCuando el gobierno cubano abrió un espacio para el trabajo por cuenta propia, de seguro no se imaginó la cantidad de permisos que tendría que dar para la actividad de vender discos. Para este pequeño negocio, por lo menos en mi pueblo, se han dado más licencias que para otras gestiones comerciales.
Pues bien, el caso es que ahora estos pequeños empresarios discográficos para vender un CD de cualquier artista nacional, tienen que poseer el derecho de autor sobre dicha producción musical. Solo para los nacionales, porque según los inspectores, portavoces de las “grandes ideas” de arriba, es imposible que estos vendedores se puedan comunicar con alguna estrella extranjera para obtener el valioso permiso.

Leer más...

Disculpen queridos compañeros, pero sus magros salarios no nos importan…

Por Jesuhadín Pérez
ImageUn análisis sobre índices productivos en una unidad de los servicios, arrojó resultados muy interesantes. Por ejemplo: los planes de productividad fueron cumplidos en un 360 % (Producción Bruta) y 348 % (Valor Asociado), generando utilidades que superaron en un 180 % lo planificado. Toda esta súper eficiencia productiva lleva asociada un coeficiente salarial que no supera –según el propio estudio- el ¡30 %! de lo planificado.
Sobre el propio análisis se trazan un grupo de estrategias para crear una sólida maniobra que genere un crecimiento productivo favorable y sostenido. Más favorable y más sostenido. Identificar faltas, como el desaprovechamiento de la jornada laboral, el ausentismo, la falta de control administrativo y otras deficiencias de nivel organizativo son –entre otras- las principales causas que “lastran la productividad”.

Leer más...

Idoneidad: Una historia mal contada.

Por Sironay González Rodríguez
ImageLa palabra se ha puesto de moda, está en todos los temas de conversación de los cubanos. Va junto a “disponibilidad”, “rebaja de plantilla”, y hay quienes la identifican con desempleo, aunque no quiere tener nada que ver con esta última.
El caso es que ser idóneo o no en el puesto de trabajo que se ocupa, es actualmente la pesadilla de los que no teniendo otro ingreso de dinero en su casa, mal viven de su salario, y la preocupación de otros, que no quieren perder su vínculo laboral, por los beneficios que este le brinda.
Nuevamente nuestro Gobierno ha reconocido errores que ha cometido durante estos años, ahora es en el plano laboral

Leer más...

¿Orientar o desorientar?

Por Yoandi Izquierdo
Más que para dar fe de mi experiencia personal, sirva este pequeño comentario como consejo: tome las precauciones necesarias para que en el reino del absurdo todo le parezca razonable. Resulta que por estos días me ha tocado realizar un cambio de dirección y ante la falta de orientación me dirigí a la Oficina del Carné de Identidad donde me informaron sobre los primeros pasos que pude realizar, inesperadamente, de manera satisfactoria.
Como no había tenido que realizar trámites de esta índole (a no ser una renovación del CI a los 20 años, producto de un error de ellos en el número de identidad) me asombré y pensé que no era tan difícil como muchos comentan por ahí.

Leer más...